fbpx

¡Blogueando Juntos!

Artículos de educación y tecnología

El siglo XXI ha traído consigo un sin fin de cambios paradigmáticos en todos los ámbitos de la sociedad, si bien la tecnología avanza de manera acelerada y día a día nos encontramos con nuevos procesos a los cuales es casi obligatorio adaptarse y apropiar de forma significativa, es propicio analizar las nuevas estructuras de pensamiento emergentes dentro de este mundo pos-moderno y sus particularidades.

En la actualidad, el coaching ( alabado por unos y criticado por otros)  es una de esas estructuras de generación de pensamiento que ha creado paradigmas del mismo, tanto así, que ha logrado trascender en todos los ámbitos sociales: motivación, deporte, finanzas, educación, entre otros; De ahí que los diferentes “coach” que se especializan en cada aspecto, deban ser personas con una preparación emocional y ontológica que le permita no solo generar estos procesos cognitivos y emocionales directos con su público sino consigo mismo.

Bajo la figura de coaching educativo hay un debate serio que se debe tener desde los nuevos enfoques pedagógicos, pues muchas veces los docentes son el “coach” del estudiante dado que la figura del docente siempre ha estado ligada al acompañamiento formativo y ético de sus estudiantes, algo que aún hoy en día está en tela de juicio puesto que los docentes se han dedicado (por el mismo sistema educativo ) a impartir los conocimientos propios de los currículos, pero han abandonado su humanidad y la de sus estudiantes por el cumplimiento en tiempos de los diferentes temas exigidos por las entidades educativas.

El filósofo griego Sócrates utilizaba un método basado en el diálogo que le permitía resolver dudas, potenciar el pensamiento y dinamizar las formas del pensar, así mismo funciona el coaching educativo, en donde el coach desde el diálogo directo hará que tanto docentes como estudiantes enriquezcan el proceso formativo y su posterior análisis; según García (S.F)* el coach educativo analizará:

 

Potencial de los alumnos:

Una de las claves del coaching educativo no está en instruir, sino en encontrar y desarrollar el verdadero potencial de cada uno de tus alumnos.

Autoconsciencia:

Solamente es posible sacar lo mejor de los alumnos cuando seas consciente de tus propias creencias limitantes y adoptes una actitud no directiva y abierta al cambio. En esta relación de aprendizaje debe existir un entorno que permita potenciar la autoconsciencia, la reflexión, la observación y la interpretación de aquello que se experimenta. Esto es aplicable tanto para ti como para tus alumnos.

Empoderamiento:

Para empoderar a los alumnos y hacerles más independientes, es necesario educarles no a partir del conocimiento, sino a partir de la responsabilidad que implica este conocimiento.

Feedback:

El feedback constante es indispensable para poder maximizar el aprendizaje y beneficiarse de las sesiones.

Desarrollo de competencias:

Para poder aplicar el coaching en el aula es necesario desarrollar distintas competencias: escucha activa, inteligencia emocional, paciencia, atención, compasión, etc.

Finalmente, el coach educativo es una herramienta de apoyo educativo que va a permitir renovar las dinámicas educativas, potenciar las formas de aprendizaje, aprendizaje colaborativo, mejoramiento en la convivencia en el aula, mitigación del acoso escolar, gestionar procesos creativos y una nueva forma de aprender.

*García-Allen (S.F) Coaching Educativo: una herramienta para aprender y enseñar mejor. https://psicologiaymente.com/coach/coaching-educativo

Compartir este artículo:

Categorías: Bienestar en el educador y el estudiante, Educación, nuevas pedagogías
También te puede interesar:
Autor: Lic. Andrés López Abril

Docente de Ciencias Sociales y Filosofía, un gamer, geek y apasionado por la tecnología. Me gusta hacer que mis estudiantes sean felices en el aula de clase y lograr potenciar sus habilidades, destrezas y talentos en pro de un cambio educativo. Como maestro TIC encuentro muchos recursos tecnológicos aplicados a la educación en la medida que genere una mejor relación del conocimiento dentro de los entornos virtuales de aprendizaje. Ademas, el pensamiento crítico es virtud de mi quehacer docente; por ello, mientras en el aula de clase exista la diversión, el análisis profundo de la realidad actual y el buen humor, siempre habrá aprendizaje.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

 
Menú