fbpx

¡Blogueando Juntos!

Artículos de educación y tecnología

El ocio ha estado vinculado siempre a formas de aprendizaje, por ejemplo: en la antigua Grecia, los filósofos se dedicaban en momentos de ocio a la generación de preguntas que permitieran desarrollar ideas y estructuras de pensamiento. Hoy en día el ocio está directamente relacionado al derroche del tiempo libre, de allí que el tema de los videojuegos se vincule con el ocio actual y no con una forma didáctica de aprendizaje muy significativo desde su auge en los años 80’s.

Por otro lado, aprender un idioma nuevo es actualmente uno de los retos personales que acompañan la profesionalización de la población. Pero sin lugar a duda como núcleo obligatorio escolar, la segunda lengua es un camino al cual se le han agregado vertientes y estructuras pero que ha sido fuente de lucha en sus formas de enseñanza y aprendizaje. Quien no reconoce al mítico Mario o al veloz Sonic que hicieron que nos iniciáramos a las diferentes consolas y videojuegos desde sus inicios. Hoy en día, los videojuegos ya tienen una nueva forma y estructura de creación y análisis que les permite a nuestros hijos o estudiantes generar mayor aprendizaje.

 

Es por esto qué, el aprendizaje de un idioma como el inglés apoyado por el uso educativo de los videojuegos le va a permitir a los estudiantes enriquecer su vocabulario, desarrollar habilidades de lectura, análisis situacionales y conversacionales si el videojuego lo requiere, por ejemplo, los diferentes videojuegos clásicos como Pacman, Supermario o Donkey Kong hacen reconocer vocabulario elemental para resolver un pasaje del juego. De allí, que en la actualidad las plataformas y consolas de videojuegos pese a que por el mercado desarrollan contenido en el idioma del país donde se vende, mantienen los sistemas multilenguaje para elección del usuario o jugador.

Añádase que videojuegos como League Of Legends (LOL), Fornite o Minecraft le han permitido ganar competencias comunicativas en inglés a miles de niños y adolescentes a nivel mundial, muchos de estos hablan inglés y no porque lo hayan aprendido en la escuela, las necesidades de los nativos digitales los llevan a captar estas destrezas en pro de su desarrollo cognitivo. Pero, yo como docente o padre de familia ¿Cómo puedo hacer que un videojuego más allá de entretener sea útil educativamente?, parece algo imposible pero no lo es del todo, a continuación, te damos unos consejos:

Muestra interés por sus gustos: pregúntale sobre su videojuego favorito o sobre lo que ha aprendido desde que inició a jugarlo.
Indaga: investiga sobre el videojuego y estudia muy bien su trama o lógica, esto te ayudará de paso a relacionarte mejor con tu hijo o estudiante.
Motívalo: aprender un nuevo idioma debe ser divertido por ello debes sugerirle jugar usando un idioma diferente al nativo.
Tú también aprende: juega con ellos y van a aprender juntos nuevas habilidades comunicativas en una segunda lengua.
Refuerza: si bien no todo se aprende en los videojuegos, refuerza su aprendizaje con material de apoyo. Investiga sobre los videojuegos más acordes al nivel educativo de tu hijo o estudiante.

Finalmente, complementar este ejercicio de aprendizaje con las didácticas y estructuras propias de la enseñanza del idioma inglés hará que tanto docentes como estudiantes generen nuevas formas de aprendizaje y mayores y mejores resultados académicos.

En EDUMEDIA estamos comprometidos con la educación y con todos aquellos que deseen contagiarse con este maravilloso universo de la pedagogía y la tecnología educativa, síguenos en nuestras redes sociales para que interactuemos juntos y no olvides dejar tus comentarios.

Compartir este artículo:

Categorías: Creatividad, Educación, Familia, Innovación, Tecnología
También te puede interesar:
Autor: Lic. Andrés López

Docente de Ciencias Sociales y Filosofía, un gamer, geek y apasionado por la tecnología. Me gusta hacer que mis estudiantes sean felices en el aula de clase y yo seguir potenciando sus habilidades, destrezas y talentos en pro de un cambio educativo. Como maestro TIC encuentro muchos recursos tecnológicos aplicados a la educación en la medida que genere una mejor relación del conocimiento dentro de los entornos virtuales de aprendizaje. Ademas, el pensamiento crítico es virtud de mi quehacer docente; Por ello, mientras en el aula de clase exista la diversión, el análisis profundo de la realidad actual y el buen humor, siempre habrá aprendizaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

 
Menú