fbpx

¡Blogueando Juntos!

Artículos de educación y tecnología

Existe una preocupación para nosotros como docentes en estos tiempos de educación virtual, por desgracia muchos docentes no tienen una formación en TICS aplicadas a la educación y muchas veces las instituciones educativas no brindan herramientas óptimas para el desarrollo de las clases. Simplemente los directivos le indican a los docentes: “ utilicen la plataforma que el colegio tiene” y en caso de no tenerla como sucede en una gran parte de instituciones educativas del país (en su gran mayoría en el sector público) en donde muchos docentes han tenido que realizar e imprimir guías de trabajo y esperar hasta el regreso para efectuar el ejercicio evaluativo ( el cual pedagógicamente está desvirtuado) y en el caso de tener la plataforma, esta no cuenta con opciones optimas de desarrollo virtual.

Este artículo no pretende que el docente sea experto en TICS o maneje a la perfección plataformas (ya sean de tipo LMS o de otras opciones) es un apoyo que va a permitir continuar con las clases de manera flexible, en donde pondremos diferentes escenarios y opciones de realizar actividades, talleres y ejercicios evaluativos.

Hay que  tener en cuenta es que las condiciones socio-económicas del país no le han permitido a muchos estudiantes acceder a la educación virtual y la formación docente no le ha prestado la atención suficiente, por ello en este momento de cambio paradigmático en la forma de enseñar nos dimos cuenta cuanto nos falta para estar a la altura de una situación como la que estamos atravesando.

Lo primero que he de decir es que la evaluación siempre se ha vinculado directamente con la calificación y es algo que como docentes debemos distanciar la evaluación, porque debe dejar de ser inquisidora y regulada por la nota, la cual no indica cuanto o que ha aprendido el estudiante. He dialogado en estos días con docentes y todos llegan al mismo punto: “qué más quisiera uno que los chicos aprendieran por gusto y no por la nota, pero es poco probable porque el sistema a nosotros nos exige ponerles notas, así estas no demuestren su verdadero conocimiento”. pero, entonces ¿cómo podríamos generar procesos evaluativos en la educación virtual?, esta incógnita no deja descansar a los docentes en estos días, y más con las dinámicas que se vienen presentando respecto a las quejas de los padres de familia por la forma en que se está enseñando.

 

Entonces, y para no extender el debate (aunque queden aún aspectos por analizar) y responder a la pregunta inicial sobre la evaluación en la educación virtual debemos conocer las ventajas y desventajas que posee este tipo de evaluación en ambientes virtuales. Según James, McInnis y Devlin (2002) citados por Cano y Hernández (2009) las ventajas y desventajas son:

Incentiva el desarrollo de destrezas importantes en los actuales entornos económicos y sociales, como son la comunicación, el trabajo en equipo y el pensamiento crítico.

Reduce tiempos y costos, al facilitar el uso de técnicas para evaluar grupos más numerosos y diversificados.

Posibilita el desarrollo de nuevas formas de evaluación y su integración con otras actividades del aprendizaje, así como una retroalimentación inmediata de sus resultados.

Ofrece mayores oportunidades para practicar los conocimientos y destrezas adquiridas.

El principal problema de la evaluación en un ambiente virtual o a distancia suele ser el de la fiabilidad, dado que “puede inducir al plagio” (James, McInnis y Devlin, 2002). *

 

EL PROBLEMA FRENTE AL PLAGIO

El problema frente al plagio es sencillo de detectar, hay servidores gratuitos y pagos para la detección del plagio, así que desventajas dentro de esta no hay, aunque ya de antemano sabemos que la desventaja mayor es de acceso a Internet y capacitación docente. Por ello tendremos que analizar que estrategia metodológica de evaluación es la que más convienen el proceso de aprendizaje, analizaremos tres:

1.  La evaluación creada por medio de una plataforma (LMS) u otro tipo de opción de creación de test de forma estandarizada:

Entrega resultados automáticos tanto para el estudiante como para el docente. Quizá la desventaja está en la comunicación directa entre el docente y el estudiante, pero su aporte pedagógico es muy valioso si se toma desde un valor de retroalimentación posterior a la prueba (que sería lo más acorde, aunque esto no sea del todo efectuado por los docentes).

2.  Argumentación textual:

Los ensayos, reseñas, crónicas y demás opciones son una forma de evaluar las capacidades, habilidades y competencias de nuestros estudiantes en cuanto a interpretación, escritura y redacción, competencias pragmáticas, sintácticas y lingüísticas; además, potenciar conocimientos y el análisis crítico. Este puede ser algo más engorroso para desarrollar y evaluar, pero no se puede negar que este ejercicio es el que mejor ganancias deja y un acercamiento más preciso al conocimiento del estudiante. El tema del plagio estará presente pero como expliqué anteriormente ya existen herramientas para su detección.

3.  Evaluación colaborativa:

Se puede hacer por medio de foros, discusiones, debates por medio de videoconferencia y análisis del discurso.

Esta herramienta permite de manera más precisa evaluar el proceso del trabajo colaborativo como el resultado final ya sea grupal o individual, la interacción social es mayor pese a su modalidad virtual. Como ven, existen diversas formas de valuar y no la acostumbrada en las clases presenciales, de prueba estandarizada, estrés mutuo docente y estudiante y una sobrecarga laboral para nosotros los docentes.

 

Finalmente, no hay estrategias únicas o limitadas en la educación virtual, cada docente puede crear su propia metodología de evaluación según sus necesidades.

 

En EDUMEDIA estamos comprometidos con la educación y con todos aquellos que deseen contagiarse con este maravilloso universo de la pedagogía y la tecnología educativa, síguenos en nuestras redes sociales para que interactuemos juntos y no olvides dejar tus comentarios.

Compartir este artículo:

Categorías: Creatividad, Educación, Familia, Innovación, Tecnología
También te puede interesar:

 

Docente de Ciencias Sociales y Filosofía, un gamer, geek y apasionado por la tecnología. Me gusta hacer que mis estudiantes sean felices en el aula de clase y yo seguir potenciando sus habilidades, destrezas y talentos en pro de un cambio educativo. Como maestro TIC encuentro muchos recursos tecnológicos aplicados a la educación en la medida que genere una mejor relación del conocimiento dentro de los entornos virtuales de aprendizaje. Además, el pensamiento crítico es virtud de mi quehacer docente; Por ello, mientras en el aula de clase exista la diversión, el análisis profundo de la realidad actual y el buen humor, siempre habrá aprendizaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

 
Menú