fbpx

¡Blogueando Juntos!

Artículos de educación y tecnología

Estos tiempos donde he podido dialogar con docentes y estudiantes me hacía recordar los tiempos en que hacer consultas y hacer los trabajos en la edad escolar era un arduo trabajo de lectura en textos y enciclopedias, algunos habrán padecido la hora Gaviria y hacer tareas a la luz de la vela se convierte en una anécdota que muchas veces sale a relucir entre los adultos y los estudiantes actuales es que en nuestra época hacer las tareas era ir hasta la biblioteca y lea mucho para hacerlas, ahora es muy fácil para ustedes con la Internetese tipo de frases surgen con mayor regularidad, para el caso de los que somos docentes un poco más Millenials tuvimos a nuestro alcance el computador con Windows 98 y la primera enciclopedia digital: ENCARTA.

 

La Encarta ( creación de Microsoft) fue la solución a muchos de nosotros para no tener que ir hasta la biblioteca y claro que fue un avance significativo en cuanto a las consultas enciclopédicas que solicitaban a principios de este siglo, donde Internet aún era algo lejano y pese a que existía la opción de tener Internet telefónico, que se convertía en el albor cómico al desconectar el teléfono y conectar a Internet por medio de una tarjeta pre-pago con un pin y un tiempo limitado de conexión, dicha conexión no superaba los 56K de velocidad. Pero volviendo a la Encarta, esta se convirtió en mejor opción para el desarrollo de nuestros deberes escolares, pero muchas veces tomábamos los conceptos, textos e imágenes de la Encarta y los apropiábamos como nuestros sin medir que eso era plagio y además un delito; Nuestros hijos o estudiantes realizan el mismo ejercicio, pero con la Encarta de ellos: Wikipedia.

 

Pero ¿Cómo concienciar a mis estudiantes sobre el plagio?, lo primero que debemos como docentes explicar nuestros estudiantes es la gravedad que influye el realizar el plagio, pero en sí, ¿Qué se considera plagio? Plagiar es apropiarse de las ideas, contenidos, conceptos creados por otras personas o entidades y hacerlos pasar por propios. Este es un error muy común entre estudiantes en edad escolar dado que el afán por entregar deberes hace que el estudiante caiga en un delito como el plagio y no mide las consecuencias que trae el realizarlo. Por ello es deber del docente revisar con detenimiento que tipo de deberes escolares se están asignando porque estamos aventando que se cometa el plagio dentro de dichas entregas y lo que acarrea.

Por eso y para evitar que se siga presentando este flagelo en las aulas de clase y se respeten los derechos de autor, este artículo tiene como fin brindar una estrategia metodológica para enseñar sobre el plagio a nuestros estudiantes y de paso prevenirlos en las consecuencias que este delito acarrea. Además, una serie de herramientas para detectar el plagio en escritos, ensayos y todo tipo de texto, inclusive si este se encuentra parafraseado, porque esta es otra estrategia que tienen los estudiantes “Lo saco de Internet y le cambio las palabras para hacerlo ver que es mío y la profesora no va a descubrir nada”. por esto y más es que debemos erradicar esa cultura del plagio desde las aulas de clase en los colegios y que no sea contraproducente a nivel universitario.

Otra de las estrategias se trata de poder hacer que los estudiantes generen proceso de investigación en el aula, así les potenciamos la búsqueda de fuentes y no se vayan a la inmediatez de encontrar las respuestas en Internet como fin.

Que sea un proceso complementado con el desarrollo en el aula de clase, aunque entiendo bien que muchos de nosotros a veces estamos supeditados a los currículos y a seguir planes de aula estrictos de directivas y entes de calidad que poco les interesa si el estudiante ha aprendido o no.

La última que hemos de tratar se enfoca en las fuentes que nuestros estudiantes consultan, mostremos que algunas de esas fuentes son en sí un plagio de otras y que estas al mismo tiempo no tienen ningún rigor académico.

Pero, un error que yo cometía como docente era restringir a Wikipedia como fuente y no media que muchas veces esta fuente tenía referencias bibliográficas que podían ser consultadas, a esas fuentes es que debemos apuntar, osea que el estudiante vaya a Wikipedia pero reconozca de donde sale la información principal, así haremos que de apoco abandonen Wikipedia por buscar fuentes más propicias al devenir científico e investigativo.

Por otro lado, existen herramientas que nos van a ayudar a detectar el plagio en los deberes escolares de nuestros estudiantes, que es algo que preocupa mucho a los docentes que me han consultado últimamente, aquí tienen una lista de diferentes programas y paginas para detectar el plagio (las que he usado con más regularidad y que funcionan muy bien), unas de pago y otras gratuitas (con algunas limitaciones):

 

Plag.es Esta es de las herramientas más potentes en el mercado, es una plataforma de pago pero muy efectiva a nivel universitario sobre todo. Tiene un plugin integrable a plataformas tipo Moddle.
Plagiarisma En esta página se nos ofrece un detector gratuito de plagio, muy efectivo si se hace en textos cortos de menos de 3000 caracteres o se detecta por párrafos. Además, entrega las fuentes de donde fue tomado el artículo o coincidencias.
Plagium Al igual que Plagiarisma tiene una plataforma gratuita limitada (1000 caracteres), aunque existe una versión de pago económica para una búsqueda mas profunda y exhaustiva, esta herramienta entrega en un corto tiempo fuentes similares donde se encuentre y un porcentaje de plagio.

 

A continuación, tendremos un video tutorial explicando estas dos herramientas:

 

 

Cabe concluir que si hacemos una correcta dinámica de prevención del plagio no tan policial como la tratan desde las directivas de algunas instituciones, se van a lograr mejores resultados, hagamos que la honestidad y respeto por las ideas de los demás sean un motor de las diferentes áreas del conocimiento.

 

Finalmente, un tip:

Organiza con tus estudiantes un equipo por salón para la prevención del plagio en los cuales se explicarán formas de citado y serán ellos quienes apropiarán las principales formas de plagio y de prevenirlas.

 

 

En EDUMEDIA estamos comprometidos con la educación y con todos aquellos que deseen contagiarse con este maravilloso universo de la pedagogía y la tecnología educativa, síguenos en nuestras redes sociales para que interactuemos juntos y no olvides dejar tus comentarios.

Compartir este artículo:

Categorías: Creatividad, Educación, Familia, Innovación, Tecnología
También te puede interesar:
Autor: Lic. Andrés López

 

Docente de Ciencias Sociales y Filosofía, un gamer, geek y apasionado por la tecnología. Me gusta hacer que mis estudiantes sean felices en el aula de clase y yo seguir potenciando sus habilidades, destrezas y talentos en pro de un cambio educativo. Como maestro TIC encuentro muchos recursos tecnológicos aplicados a la educación en la medida que genere una mejor relación del conocimiento dentro de los entornos virtuales de aprendizaje. Además, el pensamiento crítico es virtud de mi quehacer docente; Por ello, mientras en el aula de clase exista la diversión, el análisis profundo de la realidad actual y el buen humor, siempre habrá aprendizaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

 
Menú